lunes, 15 de marzo de 2010

CUMPLIENDO SUEÑOS ( IV )


Ocultos bajo la festividad de esa interminable noche, los deseos expanden y liberan aromas y secreciones, formas y texturas, enfoques visuales y asedios epidérmicos que a partir de las telas y los encajes los deseos y las húmedas profundidades transitan libremente.


La alcoba se impregna de un aroma a rosa fresca, a vino, a fragancia femenina que aprisiona el sueño entre sábanas blancas. Me arrodillo desnudo frente a ti, mis ojos te miran llenos de éxtasis, no digo nada, tus piernas entreabiertas me llaman nuevamente; tu sexo desnudo y oscuro brilla no por la luz lunar que entra por el ventanal, sino por mi codiciosa mirada que se incendia ante esa vista plena de deseo; me acerco lentamente para recorrer tus muslos piadosos a mi lengua, a mis labios, a mis besos, y a mis dedos juguetones que trepan por tu temblorosa piel de seda. Me mojas con tu húmedo néctar de flor madura, de tu agridulce selva oscura que a la lengua escalda de placer mientras mi boca devora el fruto de tu ser.


Tu cuerpo despierta como de un sueño profundo; te mueves y te tuerces, te abres y liberas un vapor que penetra cada centímetro de mi lujuriosa piel para saciar la sed sin límites. Tus gemidos surgen mientras acaricio el vello que cubre con elegancia tus labios vaginales; los empapo de mi piel, las venas se me hinchan, mi sexo crece, quieren reventar, suelto gritos mudos de placer, aprieto los parpados, recorro la redondez de tus pechos con una lengua ida por el filo de un pezón erguido. Te tomo entre mis brazos, acaricio la carne firme de tus nalgas; te pongo de espalda y te irrumpo. Te abres para que te rompa, para que te muerda, para que colme de calor tu carne estrecha y húmeda. Gritas de lujuria mientras meto mis dedos entre tu melena; acaricio los lóbulos de tus orejas, recorro tu espalda con mi lengua, retorno hasta tu cuello mordiéndote la nuca; tu piel se eriza, arde y se derrite ante la entrega volcánica de nuestros cuerpos. Mis manos se aferran a tu carne, la aprietan, la jalan hacia a mí; te irrumpo nuevamente, exhalo tu piel fragante, me apodero de tus pechos que complacen las palmas de mis manos; con los dedos aprisiono tus pezones mientras hundo mi lengua entre tus muslos; encuentro tu clítoris, lo bebo y lo lamo, lo chupo y lo muerdo hasta embriagar con tu aroma íntimo y agridulce mi lengua, mis dientes y mi paladar. Me excito mientras gimes, mientras bebo tu saliva, tu sudor y tu perfume. Temblorosa te llevas las manos a la cara, me aprietas con tus piernas, no me dejas salir hasta que atrapas el orgasmo que estremece tu cuerpo al contacto ardiente de mi aliento mientras mi carne punzante, se derrite de placer.



Extasiadas nuestras bocas, se acercan, se besan y se aprietan hasta encontrar un beso tibio, amoroso, enamorado… Abrazados cerramos los ojos, y unimos el sueño…(kaisser)






Después de tanto tiempo obligándome a no arañar ninguna ilusión, de pronto, la última noche del año, pone frente a mi a un desconocido que parece tan olvidado por el destino como yo. Dejándome llevar por la magia del momento, por el vino y por una cuerda insensatez, me pierdo entre sus brazos, olvidando tras la puerta mis noches insomnes acariciando momentos inventados, soñando con amar, para ser realmente amada.


Mi cuerpo, abandonado y mortecino, renace ante tu mirada. Tus gemidos roncos, tus susurros en mi oído, se convierten en una lengua transparente y húmeda que recorre y lame mi cuerpo. En un idioma que solo conocemos quienes habitamos en las oscuras sombras del desamor, me hablas amores despeñados, de la entelequia de perderse en otro ser, de sentir y ser deseo.


El roce de tus labios, adivinar en tu aliento la oscura y silenciosa humedad de tu boca. Tu lengua violando con urgencia mis labios, rompiendo, abriéndose camino hacia dentro, penetrando, ocupando. Humedad contra humedad, sumergiéndonos en ella, naufragando los deseos en salivas... Saciando la sed, esa sed atrasada de besos. Las bocas que se acercan, que se apartan, y que vuelven a encontrarse. Una nueva embestida. Mis ojos delirantes buscan asirse con urgencia a los tuyos. Ojos frente a ojos, tu mirada metiéndose en la mía como un gemido contenido. Y otra vez los labios reconociéndose, jugando a entrar. Labios abriéndose, lenguas dando, recibiendo, respirando... respirándonos hasta absorbernos por completo, hasta alcanzar ese orgasmo de bocas que se hieren de placer, en un beso que mata, resucita y ensalza y, entre las piernas,... ese temblor de vida.


Tus manos codiciosas acarician, manosean y aprisionan mis senos endurecidos hasta el dolor. Tu boca besando, tu lengua recorriendo mi cuerpo, bajando por mi vientre, husmeando, buscando mi sexo, y esa deliciosa sonrisa en tu cara cuando por fin tus labios atrapan mi clítoris. Tu saliva humedeciendo mi ansia hasta calmar tu sed... Despacio, haciéndome sufrir, en un roce que se alarga y me eleva. Tus dientes lastimando, mordiendo... Nunca nadie me había amado así, con esa suavidad tan dolorosa a la que me quiero resistir abrazando tu cabeza entre mis piernas, aguantando, ..aguantando hasta que el deseo convierte mi cuerpo en un grito incontenible.


Sentir tu cuerpo, tus manos, tu boca, tu abrazo a mi espalda. La piel contra la piel, la lucha de cuerpos desnudos, de piernas y brazos entrelazados, anudados. Tus dedos llevándome a traspasar los limites de la cordura y, entre los dos, ...el deseo pétreo, erguido, firme y palpitante... Buscando, encontrando, entrando, poseyendo y,... explotando. La vida y la muerte en un mismo instante, elevándome hasta tocar el cielo... entre mis piernas.


Extasiadas nuestras bocas deshechas y rehechas sin fin, , se acercan, se besan y se aprietan en un beso que lastima de amor las entrañas… Abrazados cerramos los ojos y unimos el sueño, mientras la luna, testigo silenciosa de esta noche, se pasea de puntillas por el ventanal...(iam)


3 comentarios:

  1. MYMYMYMYMYYM LOVE ... jamas he dejado de extasiarme con tus relatos preciosa ...!
    saludos
    Ssimón.
    um beixo pra vocé

    ResponderEliminar
  2. SIM SIM SIM SIM SIM SIMON... MY OLD BIG LOVE!!!
    .. você sempre tão distante, sempre tão perto ..

    Doces beijos pra você

    ResponderEliminar
  3. Mi niña me sorprendes en cada historia, y ya no sé si es verdad o fantasía, y dudabas de tu capacidad?

    Besos mi reina

    ResponderEliminar