miércoles, 21 de octubre de 2009

DE PRONTO TE PENSE...


Se que tengo pendiente la segunda parte de Urgencias, la verdad es que la tengo escrita y guardada en las entrañas del hp (esto no es marca comercial) de mi portátil que se niega a ponerse en funcionamiento, debería cambiarlo de nuevo, pero es parte de su encanto, será que en el fondo me encanta que tenga carácter, que tome sus propias decisiones, quizás por ese motivo me encantas tu, quizás por eso me acordé de ti.

Recuerdo entre divertida y nostálgica aquellas primeras citas, la sensación de mil hormigas recorriendo mi cuerpo de pies a cabeza cuando te tenía frente a mi, tus manos clandestinas buscando lo prohibido, las miradas ahogadas en deseo invitando al placer, los susurros incitantes, las risas disfrazando las ganas de estar piel con piel, la urgencia, la humedad bajo la ropa que siempre nos sobraba, las ansias de tenerte dentro, muy dentro, traspasándome, anulándome, haciéndome desfallecer, muriendo a la vida.

Detesto reconocer que te extraño, que echo de menos esa mirada tuya que me traspasa y me excita, que añoro tu risa canalla cuando sin dejar de mirarme vas acortando la distancia que nos separa sabiendo que a ti no se resistirme, porque me muero de ganas de sentir tu boca en la mía, tus manos jugueteando con mi pecho, tu lengua recorriendo impía el sendero de mi vientre despertando mis deseos y provocándome el placer.

Me fascina el poder que aún ejerces sobre mi, la excitación recorre mi piel y moja mi ropa solo con pensarte, tan solo imaginando que apareces frente a mi, deteniendo el tiempo en el instante en que nos dijimos adiós. Sin decir ni una palabra acaricias despacio mi espalda, recorriendo mi cuello con tu lengua mientras me aprietas contra tu pecho. Me estremece la tibieza de tu aliento. Mis manos buscan ansiosas la caricia de tu cuerpo desnudo, mientras nuestras lenguas se enredan en una batalla sin tregua. La humedad de tu saliva resbala por mis labios y las pieles se erizan al solo contacto.

El deseo de sentirnos se intensifica a cada instante, mientras nuestras bocas que se devoran sin piedad. Tus caricias diestras dibujan mi contorno arrancando mis primeros gemidos. Mi pulso se acelera cuando comienzas a bajar por mi vientre, siento el calor de tu boca. Una deliciosa descarga me recorre cuando sin aviso te pierdes entre mis piernas, que tiemblan y te aprisionan, rindiendo a ti mi voluntad. Tu boca, maestra en mi cuerpo, chupa, muerde, lame y me derrite entre gemidos que no consigo contener. Tu boca, tu lengua, tus dedos, abriendo el camino, mi camino a la cima del placer.

Tan excitado como yo, te recuestas mirándome fijamente, conozco esa mirada y obediente me acomodo entre tus piernas, mi boca comienza a recorrerte y mi lengua deja un húmedo rastro sobre tu piel en su camino hacia el lugar deseado, noto como se acelera tu pulso, mientras te muerdes el labio, me excita tanto verte así, notar tus dedos enredados en mi pelo, sin dejar de mirarme, acompasando mi ritmo, siguiendo con tus ojos cada uno de mis movimientos, hasta que mi lengua consigue confundirte y desborda tus sentidos que resbalan por mis labios.

No te imaginas como me gusta pensarte así, sentirte así, no te imaginas como odio extrañarte así.

6 comentarios:

  1. Palavras quentes muito quentes Beijos Rebelde.

    ResponderEliminar
  2. ¡Una maravillosa descripción de un polvazo de noche primaveral! Saluditos poéticos.

    ResponderEliminar
  3. Me quedo disfrutando de tus letras mientras pienso, rememoro y disfruto...

    Besos temblorosos


    P.D. Gracias por la luz que aclaró mi rincón

    más besos

    ResponderEliminar
  4. "Poder verte hacer ese gesto tan provocador antes de, poder disfrutar de esa "mordedura" labial antes de, y mientras, mis dedos enredados en tu pelo, sin dejar de mirarte, notando cómo vas acompasando tu ritmo, siguiendo con mis ojos cada uno de tus movimientos, hasta que tu lengua consigue confundirme, excitarme, pero no enmudecerme, y haces que se desborden mis sentidos más íntimos y personales, que resbalan por tus labios".
    Mmmmmm...quien pudiera ser la parte más oscura y erótica de tus pensamientos, my Lady.

    ResponderEliminar
  5. genial ... mymymymymylove ... genial .. !
    tuyo, Ssimón

    ResponderEliminar
  6. A ver si vuelves pronto con más polvazos así, jejejeje. Besitos húmedos como la nieve.

    ResponderEliminar