miércoles, 30 de septiembre de 2009

URGENCIAS (I parte)

Nada me hacía pensar que esa noche fuera diferente, lo mismo de cada guardia, dolores y más dolores, algún que otro borracho con un golpe en la cabeza, niños con fiebre y poca cosa más, total los martes suelen ser tranquilos, la gente no suele salir a no ser que haya partido y gane su equipo.

A las tres ya habíamos vaciado prácticamente la sala de espera y decidimos cenar tranquilamente y tumbarnos en los sillones de la sala de relax. No habían pasado ni cinco minutos cuando nos avisaron que en breve nos llegaría un accidentado de tráfico. Nos lo jugamos a los chinos y como siempre perdí, el tráfico era enterito para mi, mientras los demás se quedarían tranquilamente sentados.

Al cuarto de hora ya teníamos la ambulancia en puertas, pedí los datos del paciente, el nombre me era familiar, sería porque se trataba de un nombre bastante común, y me dispuse a recibirlo. No quiero ni pensar en la cara de idiota que debí poner cuando lo bajaron de la ambulancia y relacioné ese nombre que tanto me sonaba con el hombre al que pertenecía. También él me reconoció de inmediato a pesar de los años que habían pasado desde la última vez en que nos habíamos visto.

Rápidamente recuperé la compostura profesional interesándome por su estado.

- Que te ha pasado?... Donde te duele?.. puedes mover la pierna?..

- Donde has dejado tus buenos modales? Hola.., como estás.., yo muy bien, y tu?.., me alegro de verte..,

- Creí que el problema era la pierna, ya veo que has debido golpearte también la cabeza, aunque de momento creo que conservas la memoria. Me puedes decir tu nombre, edad, ... hay algún familiar al que quieres que avisemos?

- Ya sabes como me llamo, o acaso la que ha perdido la memoria eres tu? y si, aun sigo teniendo unos cuantos años más que tu, quise plantarme para esperarte pero no lo conseguí. Respecto a lo de la llamada creo que aun es pronto para avisar a nadie, por lo menos no hasta que hayamos pasado la noche juntos.

- Mira Guillermo, esto son las urgencias de un hospital, no uno de los locales que sueles frecuentar, el tema es serio, puedes perder la pierna, es posible que tengas que pasar por quirófano, de momento vamos a hacerte algunas pruebas, no muevas la pierna, en un momento vendrá el cirujano a verte.

- No pienso moverme, aunque quisiera no podría, estoy a tu merced, realmente es tan grave?

- No sé, el médico te lo dirá personalmente. Voy a buscarlo

-No te vayas, quedate hasta que venga, no importa que tarde, no tengo prisa. Podemos tomar algo mientras esperamos?

- Es que no piensas cambiar nunca? Sigues igual de inconsciente que siempre.

- Sabes que ese uniforme te sienta muy bien... me acomodas la pierna, por favor?... no, no, desde ahi no, que me duele, ponte a los pies de la camilla y mueveme el pie.. mmm .. que vista más interesante.. ropa interior de encaje blanco, me encantará disfrutar quitándotela.

- Vete a la mierda Guillermo, voy por tu calmante, y es posible que si no cambias de actitud tarde en encontrarlo.

Salí del box con una extraña sensación, mezcla de excitación y rabia. De todos los hombres que había conocido, tenía que ser precisamente Guillermo el que acabara justo en mi hospital. Hacía años que había conseguido convencerme de que lo había olvidado, ignorándolo en mi mente, y sin embargo su sola presencia, y ese sarcasmo suyo, esa manera de dominar la situación, hicieron que de nuevo me sintiera bajo su poder, dominada por él, sabía que por mucho que lo intentara, estaba en sus manos, de nuevo volvía a ser mi dueño.

5 comentarios:

  1. Não podes fugir de ti Beijos Rebelde.

    ResponderEliminar
  2. Te puedo asegurar que incluso hasta yo, poco dado a los ambientes hospitalarios, estaría dispuesto a dejarme caer en tus manos, y no sólo por verte la ropa interior de encaje, sino por todo en sí.

    ResponderEliminar
  3. No hay casualidades, todo esta dado para que las cosas se den así, porque lo que más odia uno, se convierte en deseo...

    Excelsa primera parte

    ResponderEliminar
  4. Querida I AM
    Qué bien lo haces. El escrito ese es precioso. Sin embargo, a mí que me gusta escribir me encanta. Y la foto - estupenda.
    Volveré aquí al blog tuyo. Y, por supuesto, eepero que me visites en mi A Travessa do Ferreira. Quizas te guste....
    Qss = quesitos = besitos

    ResponderEliminar
  5. BIEN ME GUSTA Y SABES QUE LA PUTA REALIDAD ES SOLO LITERATURA
    ME ENCANTARÁ SEGUIRTE

    ResponderEliminar