sábado, 13 de junio de 2009

DEDICADO



A veces se echa la vista atrás y los recuerdos inundan nuestra mente. En estos momentos lo estoy haciendo y estoy regresando al primer día, al primer momento, a la primera mirada sobre un nick, a la primera lectura de unas letras, muy pocas, que configuraban unas palabras en el idioma de Lord Byron.
Y cosas de la ciencia difusa, de la metafísica, de la cuántica o de la madre que las parió a todas juntas, resulta que con el paso del tiempo esas letras, ese grupo de tres términos dió paso a una realidad, a un deseo, a un sueño, a una ilusión por conocer, por ver, por tocar, por abrazar, por acariciar, por besar o simplemente por poder disfrutar de la visión de sus ojos, de su mirada clavada en la mía.
Si lo reflejado en esta breve pero sentida troba también lo siente como algo suyo, como algo propio, me gustaría que cerrara los ojos ahora mismo y disfrutara de estos siete segundos maravillosos.
No es necesario dar nombres porque sabe que está dedicado a ella, aún dentro del más absoluto anonimato.

3 comentarios:

  1. My sweet Lord, siete segundos... tan poco tiempo y tanto sentido al cerrar los ojos

    ResponderEliminar
  2. Un saludo


    pacobailacoach.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Tu "Dedicado" me anima... pensar solo siete segundo y que sea tanto...

    Magah

    ResponderEliminar