domingo, 12 de abril de 2009

VIAJE A LA AVENTURA ... - II -



… me quedé como una tonta mirando hacia la puerta cerrada sin saber que hacer, sin saber que hacia yo en la casa de un desconocido, sacudí la cabeza para hacerme reaccionar, y me encaminé hacia el baño, me duché y cubierta solo por una de mis enormes camisetas me dejé caer rendida sobre la cama.
Reviví de nuevo en mi mente el momento en que Javier había acariciado mi pecho, mi mano imitaba sus movimientos y mi cuerpo reaccionaba a cada caricia con pequeñas descargas de placer, fui bajando por mi vientre hasta llegar a mi entrepierna, ...rocé mi clítoris por encima de la tela del tanga sin dejar de pensar en él. Mis dedos comenzaron a jugar como solo yo sé hacerlo, como solo yo sé que me gusta, y mi respiración iba acelerándose. Imaginaba como seria hacerlo con ese hombre, como sería sentir sus movimientos dentro de mi, sus embestidas para llegar a lo más profundo de mi ser, su lengua recorriendo cada rincón de mi piel, sus besos... un profundo gemido escapó de mi garganta mientras mi cuerpo era sacudido por oleadas de placer al llegar el orgasmo. Poco a poco la respiración se fue normalizando, fui recuperando la calma hasta que me quedé dormida.
Algo disparó mis alarmas mientras dormía, me sentía observada, había alguien en la habitación. Como cuando era pequeña, continué haciéndome la dormida, pero entreabrí los ojos lo suficiente para poder ver lo que sucedía. Javier estaba sentado en un sillón a los pies de la cama, tenía sobre sus piernas un cuaderno de dibujo y garabateaba en sus hojas. Estaba dibujándome...???
-” Se puede saber que coño estas haciendo?... no te enseñaron que se debe pedir permiso?...
-” .. bla,bla,bla,... calla y no te muevas o no podré dibujarte, luego si quieres discutimos, hasta podemos tirarnos los platos a la cabeza, pero ahora deja que termine el boceto”
-” y una mierda..!!!, sal de mi habitación ahora mismo!!!”
-” uffff.... que mal despertar tiene la señorita...hay confianza, te recuerdo que ya hemos pasado una noche juntos.... por cierto, si no me equivoco, esta es mi habitación”
Me levanté de un salto y salí del cuarto dando un portazo, este tío me ponía de los nervios, quien se creía que era para hacer lo que se le antojara, hasta ahí podíamos llegar!!!... Ahora mismo me visto y me alejo de él para siempre.
-”Joder!!! mi mochila esta en la habitación”
La puerta se abrió en ese momento, se apoyó en el quicio de la puerta balanceando mi mochila con su mano.
-”Creo que vas a necesitar esto, tal y como vas quedarías perfecta en uno de mis cuadros, pero en la calle creo que acabarías en comisaria por escándalo público, y no tengo ganas de papeleos para traerte de vuelta a casa. Tienes hambre?.. he subido bollos recién hechos. Vístete, voy a preparar café y firmamos un acuerdo de paz mientras nos los comemos”
Me tiró literalmente la mochila y se fue hacia la cocina dejándome con la boca abierta a punto de lanzarle mil quejas y dos mil insultos. Vamos ni de coña me quedaba allí ni un segundo más de lo necesario. Me puse mis vaqueros y una camiseta, recogí mis cosas, cerré la mochila y me la colgué al hombro, dispuesta a salir de esa casa, dispuesta a alejarme de ese loco que me volvía loca.
Me llegaron voces desde la cocina, aprovecharía para irme sin más.
-”Victoria, ven quiero presentarte a alguien – dijo saliendo a la sala acompañado de una joven- Esta es mi novia”
Y encima tenía novia!!!!... ahora si que me largaba. Saludé educadamente a la chica. Cuando Javier me tomó por la cintura al tiempo que me guiñaba un ojo y me besaba en el cuello. Este tipo no tenía vergüenza, delante de su novia, que pretendía hacer un trío o qué?...
-“A que es guapa?.. me tiene loco desde que la conozco, me costó convencerla, pero al final he conseguido que viniera conmigo a Málaga, pensamos pasar los tres días encerrados, haciendo lo que más nos gusta, disfrutándonos como posesos” - sus manos recorrían sugerentes mi cuerpo.
-“Bueno parejita, mejor os dejo solos. Un placer Victoria, cuidale bien, aunque a veces es insufrible, es mi hermano favorito”- dijo dirigiéndose hacia la puerta y saliendo del piso.
-”Estas loco, pero loco de remate, para encerrarte vamos!!!, ahora si no te importa yo también me voy”
-”Si me importa - me giró de golpe sujetándome frente a él, mirándome a los ojos – Quédate, … por favor”
Besó suavemente mi frente, mis párpados, la punta de mi nariz, mi barbilla, buscó mi cuello para recorrerlo con húmedos besos que empezaban a despertar en mi lo que no quería, lo que me negaba a aceptar, fue rodeándome sin dejar de besarme, bajando por mis hombros hasta colocarse a mi espalda, sus manos mecían mis caderas, acariciaban mi estómago... dioss!!! estaba subiendo, se acercaba a mis ya endurecidos pezones.
Apretaba su cuerpo al mío,... o era yo quien me pegaba a él?
Podía sentir como su excitación crecía, como se endurecía su miembro apretado a mis nalgas.
-”Vas a quedarte, verdad?... di que sí, mira como me tienes, mira como me provocas, mira como te deseo”

1 comentario:

  1. Mmmm...que bien habría quedado que la hermana no fuera la hermana, sino la novia, la mujer, la amante o la vecina que había venido a busca azucar, y, aprovechando la situación y la coyuntura, se había quedado para darle algo más de sal a la comida.
    Esos líos a tres siempre dan mucho juego cuando hay excitación, cuando hay ganas y cuando hay con quien hacerlos.
    Por lo demás, quien pudiera, en alguno de esos viajes, toparse en el asiento de al lado con Victoria.
    For you my Lady.

    ResponderEliminar