miércoles, 4 de marzo de 2009

VOLVIENDO EN MY - III -



Me había propuesto devolver la confianza perdida a mi amiga, y gracias a su predisposición lo estaba consiguiendo, ambos estábamos disfrutando de lo lindo, quería que ella lo notara, lo sintiera...
Y ahora decía que me tocaba a mi...
Empezó a jugar con su lengua, humedeciendo y haciendo pequeños círculos rodeando la punta, la tomó con su mano y se la metió en la boca, no me la podía poner más dura. La recorrió con su lengua de arriba a abajo lamiendo y chupando todos los rincones de mi polla, se la metía en la boca y la sacaba sin darle descanso, yo la veía aparecer y desaparecer mientras ella me miraba provocativa, aumentando mi placer de follarle la boca. Se separó un poco y un hilo de saliva quedó uniéndo mi polla a su boca, ella lo recogió con su lengua y volvió a metersela entera, sin dejar de mirarme, asegurándose de que yo estaba disfrutando.
La agarré por la cabeza y la obligué a subir, no se negó, recorrió con su lengua el espacio que separa mi polla de mi boca, y nos besamos mientras ella se sentaba sobre mí, podía notar la humedad de su sexo, su calor, y comenzó a moverse mientras seguíamos comiéndonos la boca apasionadamente. Se movía como si buscara algo, al fin lo encontró y mi polla entró hasta el fondo, mientras aceleraba poco a poco su sensual baile.
Creí que íbamos a terminar asi, cuando se separó de mi y tumbándose agarró sus nalgas abriéndolas
-”Quiero que me lo hagas por detrás, quiero saber que se siente”
-”Estas segura?”
-”Si. Lo que hiciste antes me gustó mucho, no quiero dejarlo asi, quiero probarlo”
Uff,.. su primera vez, quería que le gustase, que lo disfrutase, quería hacerselo bien.
Me arrodillé en el suelo, a los pies de la cama. Comencé por lamerle el sexo, recorriéndo cada rincón, entreteniéndome en jugar con su clítoris, quería que estuviese muy excitada. Bajé mi lengua por sus labios hasta llegar a la entrada de su vagina, y trace un círculo en su entrada, noté como volvía a mojarse, pero no me detuve ahí, seguí bajando hasta su ano, recorriéndolo con mi lengua, mojándolo, excitándolo, asegurándome de dejarlo bien mojado. Empecé a alternar mi lengua con un dedo, suavemente, entrando lentamente. Volví a chupar y succionar su clítoris, la notaba muy excitada y aproveché para introducir un dedo más en su ano, moviéndolos lentamente... ella gimió de placer, lo estaba consiguiendo, iba a disfrutar en su estreno.
A los pocos minutos sus jadeos demostraban su grado de excitación, su sensación de placer, si.. ella estaba disfrutando.
No se había dado ni cuenta y yo ya tenía metidos tres dedos en su dilatado ano, moviéndolos, acariciando sus paredes, metiendolos y sacándolos de nuevo, ya estaba preparada...
Llené mi mano de saliva y la repartí por mi aún erecta polla, empapándola bien, y repartiendo con la otra mano sus propios fluidos por la entrada de su culo. Apoyé mi polla en su entrada, y de un solo empujón, la cabeza entró sin problemas.
Me miraba fijamente, estaba muy excitada,estaba sudando, jadeando, y me deseaba.
Empecé con movimientos lentos, despacio, no quería que le doliera, pero sin darnos cuenta entregados a la pasión, yo también estaba muy excitado, cada vez mi ritmo era más rápido hasta que noté como mi vientre golpeaba contra sus nalgas. Ella llevó una de sus manos a su clítoris acariciándolo, rodeándolo, buscando todo el placer y aceleró su ritmo.
-”Voy a correrme.... no pares, sigue...sigue...”
Un largo gemido acompañó su orgasmo. Sentía sus músculos apretando, aprisionando cada centímetro de mi polla.
-”Córrete.. no me seas cabrón... córrete”
Y no aguanté más. Me corrí en su precioso culo, solté toda mi leche en su apretado y recién estrenado agujero y me dejé caer sobre ella. Estuvimos besándonos un rato, sudados, y recuperando el aliento.
-”¿Te gustó?”
-”Acaso no te ha quedado claro?... Quien duda de quien ahora..?”
Y me besó larga y tiernamente....

1 comentario:

  1. Mmmm...perfecto estreno anal. Ni yo mismo, con toda mi erección pensando en ello, lo podría haber descrito mejor.
    Eres buena, muy buena, cabrona y tenías dudas al respecto.
    Acaso sigues dudando de ello?
    Quien dudaba de quien?
    Remuacs.

    ResponderEliminar