sábado, 28 de febrero de 2009

VOLVIENDO EN MY - II -



… Salimos juntos de la bañera, Marc no se molestó en ponerse nada encima, yo me cubrí con una enorme camiseta de tirantes. Nos dirigimos juntos a mi cocina.
-” Bien, veamos que tiene por aquí my reina de los sueños”
-” No digas tonterías, ves a buscar un vino a la bodega, yo iré preparando algo”
Me perdí en mis propios pensamientos y en lo que acababa de sentir, cuando me sentí observada... ahí estaba él, sentado en una de las sillas de la cocina mirándome descaradamente.
-“Se puede saber qué estás mirando..?”
-”mmmmm... acaso no lo imaginas...?”
-”Joder Marc.. siempre estás igual”
Su mirada siempre me ha encantado, y en esos momentos en que tanto necesitaba sentirme deseada, fue mi debilidad. Me acerqué a él, le abracé y le besé.
Fue un beso apasionado, sus manos recorrieron mi espalda hasta llegar a mis caderas, y me apretó fuertemente a él. Quería hacerme sentir, desear, sacar todo lo que yo llevaba dentro y que él conocía tan bien, uno de los tirantes de mi camiseta resbaló por mi brazo, dejando uno de mis pechos al aire. Lo acarició suavemente, y acercó su boca a mi pezón, haciendo que se endureciera cada vez mas, en cada mordisqueo, con cada succión que me regalaba, bajé una de mis manos por su torso, hasta llegar a su polla que empezaba a ponerse dura, paseé un dedo por ella, recorriéndola suavemente, sintiendo como cobraba vida propia. Llevé mi mano a la boca y humedecí mi palma, ahora si la rodeé en una caricia húmeda, caliente... estaba ya totalmente dura, quería sacarle todo el deseo que llevaba dentro, cada vez movía mi mano más deprisa, mientras él seguía perdido en mi pecho, chupando lamiendo, mordiendo...
De pronto detuvo sus caricias, me tomó de la cintura y me sentó en la mesa de la cocina, pude ver todo el deseo que sentía reflejado en su mirada. Subí mi camiseta, me recliné hacia atrás y apoyé una pierna a cada lado del respaldo de su silla, ofreciéndole una visión perfecta de mi sexo, húmedo y caliente..., sabía que lo deseaba.
Empezó a recorrer con su lengua todos y cada uno de mis rincones, de arriba a abajo, en círculos, recreándose de vez en cuando en mi cada vez mas prominente clítoris, su lengua empezaba a arrancarme los primeros gemidos y cada vez me notaba mas húmeda, mojada, caliente...tomó mi clítoris con su boca, lo chupó, fuerte, tiró de él hacia el interior de su boca y lo soltó al tiempo que lo mordisqueaba suavemente, mmmmm … eso me volvió casi loca. Y Seguía y seguía jugueteando, dándole pequeños latigazos con su lengua y luego saboreándolo en todas direcciones. Mis caderas empezaron a moverse al tiempo que uno de sus dedos acariciaba la entrada de mi sexo, empapándose de mis jugos. Quería más... baje mi camiseta y me acaricié con fuerza mis pechos, pellizcándolos, estirándolos, endureciéndolos... al tiempo sentí como sin apartar su lengua de mi clítoris, introducía dos dedos en mi cuerpo... ya nada podía pararme, ni a él... que se había propuesto volverme loca y disfrutar del máximo placer posible. Mis caderas se movían más deprisa, pegando mi sexo aun mas a su cara, noté como uno de sus dedos totalmente mojado de mi, acariciaba la entrada de mi ano, sin querer, con un solo movimiento de caderas se introdujo sin dificultad
-”Joder..... me corro”
Un último gemido acompañó mis suaves espasmos de placer, mi cuerpo se arqueo y me dejé llevar.
Mis músculos aprisionaban sus dedos, sin querer dejarlos salir, y no dejaba de moverlos, alargando así mas mi placer. Al final me relajé al tiempo que sacaba los dedos de mi interior provocando así el último de mis espasmos.
Cuando me recuperé, me apoyé en los codos y le miré fijamente
-”Eres un autentico cabrón... Y... sabes que lo haces muy bien, es imposible resistirse”
-”Entonces. ¿Te gustó?”
-”¿Qué si me gustó?.. mmm Teniendo en cuenta que es la primera vez que alguien me mete algo por el culo, y que nada más hacerlo me he corrido...que quieres que te diga.. ¿Qué me has dejado con ganas de mas?..”
Le miré fijamente bajándome de la mesa, le besé fuertemente obligándole a echarse para atrás y comencé a bajar por su cuerpo
-” Ahora te toca a ti...”
..................................

2 comentarios:

  1. Chiquilla, cada uno tiene su experiencia en cada terreno.Pero solo me gustaria que estas ilusiones, deseos, sueños,o quiza realidades sean ciertas, por que solo demuestran lo que cada uno de nosostros desea, quiere o simplemente le gustaria que pasara.
    Me encanta como escribes y como describes tus sueños o realidades, no cambies.

    Jose Luis

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias J :)
    Me alegra que tu si hayas cambiado al menos un poco, ahora aparte de leer veo que también te has animado a comentar, jajaja...
    Te quiero mucho J, gracias de nuevo por acompañarme también en esto. Besossss

    ResponderEliminar